El teletrabajo en los tiempos del Covid-19

En la crisis que actualmente atraviesa el mundo por la pandemia del Coronavirus, es necesario que las empresas reinventen las formas en que realizan las labores en sus negocios, con el fin de mantener la productividad y evitar mayores estragos en su economía.

Una de esas alternativas que más se han usado, es que los trabajadores continúen ejecutando sus labores utilizando las tecnologías de la información y las telecomunicaciones (TIC), es decir, con la modalidad del TELETRABAJO, la cual está regulada en Colombia por la ley 1221 del 16 de julio de 2008  mediante el Decreto 884 de 2012.

Pese a que el Gobierno Nacional ha intentado promover el Teletrabajo como un instrumento de generación de empleo y autoempleo, luego de casi doce años de su regulación, nuestro país ha ido a paso de lento en la implementación de esta modalidad contractual, sin embargo, con la crisis del COVID-19, las empresas se han visto obligadas  a implementar esta modalidad, así sea transitoria u ocasionalmente, mientras nos dure esta pandemia.

Por lo anterior, es importante que se conozca más sobre este instrumento de reorganización del trabajo, que ha sido de gran importancia en estos días para mantener las empresas vivas en su productividad:

JORNADA LABORAL

En el contrato deberán indicarse los días y los horarios en que el teletrabajador realizará sus actividades para efectos de delimitar la responsabilidad en caso de accidente de trabajo y evitar el desconocimiento de la jornada laboral; empero, se debe vigilar para que no sean sometidos a excesivas cargas de trabajo, y la  asignación de tareas deberá hacerse de manera que se garantice su derecho a contar con un descanso de carácter creativo, recreativo y cultural.

Al teletrabajador no les serán aplicables las disposiciones sobre jornada de trabajo, horas extraordinarias y trabajo nocturno. Sin embargo, cuando sea verificable la jornada laboral, y el empleador solicite que el teletrabajador se mantenga en la jornada laboral más de lo previsto en el artículo 161 del Código Sustantivo del Trabajo y de la Seguridad Social, o le asigna más trabajo del normal, el pago de horas extras, dominicales y festivos se le dará el mismo tratamiento de cualquier otro empleado.

RECURSOS

El empleador no puede trasladar los gastos de funcionamiento de la empresa al teletrabajador. En ese sentido, deberá reconocerle al teletrabajador el costo asociado al servicio de energía o conexiones cuando haya lugar.

DERECHOS

El teletrabajador tiene derecho a la seguridad social: salud, pensión, riesgos laborales y al sistema de subsidio familiar. Es importante que el sitio establecido de teletrabajo cumpla con las condiciones de seguridad para ejecutar las tareas.

El salario del teletrabajador no podrá ser inferior al que se pague por la misma labor, en la misma localidad y por igual rendimiento, al trabajador que preste sus servicios en el local del empleador.

Tenga en cuenta que la vinculación a través del teletrabajo es voluntaria, tanto para el empleador como para el trabajador y quienes antes realizaban su trabajo en las instalaciones del empleador, y pero pasaron a ser teletrabajadores, conservan el derecho de solicitar en cualquier momento, volver a la actividad laboral convencional.

Si bien es cierto, debido a la pandemia del COVID-19, las empresas han tenido que implementar el teletrabajo de manera intempestiva, se hace necesario que estas nuevas condiciones laborales se formalicen a través de un ACUERDO DE VOLUNTADES, que permitirá evitar problemas jurídicos y judiciales a futuro. Es así como se incorporan las nuevas condiciones especiales en que el teletrabajador va a ejercer su función, sin que ello implique la desmejora en las garantías, derechos y demás prerrogativas.

Contáctenos y adquiera de mano de nuestros abogados expertos:

  • Modelo de Solicitud por parte del teletrabajador para incorporarse en la modalidad de teletrabajo.
  • Modelo acuerdo o contrato de teletrabajo.

Por: Melly Dayana Puerta M.

Dejar un comentario